top of page
6.png
Buscar

JAPÓN Y SU CULTURA

La flor de cerezo

La sakura, la flor de cerezo o el cerezo japonés es uno de los símbolos más conocidos de la cultura japonesa. También se nombra sakura a tres especies de plantas del género prunus.

La cultura samuray de Japón admiraba mucho a esta flor ya que se consideraba que los samuráis (al igual que las flores de los cerezos) tenían una vida corta y además porque se creía que la flor representaba las gotas de sangre derramadas en sus batallas. En la actualidad, la flor representa inocencia, la sencillez, la belleza de la naturaleza y el renacimiento que trae la primavera.

El cerezo florece durante la primavera. En Japón se realiza el festival del hanami en su honor puesto que es su flor más significativa (pero no la oficial, que es el crisanteo); durante este los familiares y amigos se reúnen en los parques con cerezos bajo la sombra de los mismos y, a modo de picnic, comparten alimentos mientras celebran la aparición de las flores. El curso académico de Japón empieza justo después del final de la festividad.

Durante el año los árboles de cerezo permanecen únicamente forrados de hojas, y están desnudos en el invierno, pero hacia el inicio de la primavera florecen, decorando los parques con su apariencia de nubes rosadas y blancas.

Las sakura son un elemento simbólico común en la cultura popular de Japón, donde tienen múltiples significados relacionados. La imagen de los pétalos de estas flores caídos en masa al principio de la primavera, especialmente en abril, simboliza la belleza de la naturaleza y el valor que la fugacidad de la existencia otorga a la vida.

En Japón, la especie más habitual de cerezos de flor es la “Somei-yoshino” o cerezos Yoshino, una especie híbrida de dos otras especies. Se la conoce por tener pétalos casi completamente blancos con matices de un rosa muy pálido. Con frecuencia se plantan a lo largo de ríos y fosos de castillo, de modo que forman un túnel de centelleantes tonos blanquecimos que se reflejan en el agua. También puedes encontrar estos cerezos en parques y escuelas.Otra variedad preciosa es la Kawazu-zakura, que se encuentra fácilmente en el área de Kawazu, en la zona sur de la península de Izu, a poco más de 2 horas y media de Tokio en tren. Estas flores son de tonos rosados más fuertes que las Somei-Yoshino y florecen aproximadamente un mes antes, generalmente desde finales de febrero a principios de marzo. El Festival Kawazu-zakura de cerezos en flor es una escena espectacular que atrae a aproximadamente un millón de personas cada año.Pero, incluso cuando tu visita no coincide con la primavera, se pueden encontrar cerezos en flor. Los cerezos shikizakura, literalmente “sakura cuatro estaciones”, florecen dos veces al año y son un espectáculo popular en la prefectura de Aichi donde, en otoño, se puede admirar el contraste de las hojas de color rojo vivo con las delicadas flores rosadas, todo al mismo tiempo.A los que desean cultivar su propio sakura: se ha puesto de moda comprarse un árbol para plantarlo y cuidarlo uno mismo y en tiendas de bricolaje y jardinería, similares al Home Depot de EEUU, se venden árboles listos para plantar para los aficionados a la botánica. En Japón, puedes encontrar incluso bonsáis de cerezos podados con formas exquisitas, árboles en miniatura que combinan a la perfección dos símbolos de la cultura japonesa.

 

Las diferentes variedades de cerezos florecen en momentos distintos, pero en Tokio, la mayoría alcanza el máximo apogeo entre finales de marzo y principios de abril. Durante esta época, el ambiente se transforma. Del mismo modo que la primavera nos trae la promesa de vida nueva y nuevos comienzos, el suave perfume de las flores de cerezo trae vitalidad y optimismo a las calles. Las flores de cerezo se convierten en un tema de conversación diario y es fácil ver a gente parada en la calle tomando fotos de un cerezo en flor desde muchos ángulos diferentes.



Las geishas

Una geisha, pronunciado geisha, es una artista tradicional japonesa cuyas labores consisten en entretener en fiestas, reuniones o banquetes, ya sean exclusivamente femeninos como masculinos, o bien mixtos. Su aprendizaje suele comenzar a los quince años, o a veces a edades más tempranas.

Las geishas eran profesionales del entretenimiento y, originalmente, la mayoría eran hombres. Las geishas usaban sus habilidades en distintas artes japonesas: música, baile y narración. Las geishas de ciudad machi  trabajaban independientemente en fiestas fuera de los "barrios de placer", mientras que las de barrio kuruwa lo hacían dentro de estos. Las geishas de machi y de kuruwa no se distinguían en términos de cómo entretener: ambos tipos de geishas cantaban, bailaban y aprendían otras artes tradicionales. Sin embargo, la diferencia era que el incienso utilizado para marcar la duración del servicio era menor para las kuruwa que para las machi, puesto que entretenían en lugares con menos aglomeración de gente y con un público más selecto. Al declinar el nivel artístico de las cortesanas, las geishas —hombres y mujeres— tuvieron mayor demanda. Alrededor del siglo xvii, los hombres se empezaron a agotar de las cortesanas, que, a pesar de ser muy cultas, no gozaban de la libertad para salir de su casa, y mucho menos de su distrito. Por lo tanto, muchas cortesanas comenzaron a retirarse de su trabajo con el fin de empezar una nueva vida.

Los geishas masculinos (algunas veces conocidos como hōkan o taikomochi )comenzaron a desaparecer, y para el año 1800, las geishas femeninas (conocidas originalmente como onna geisha literalmente geisha mujer los superaron en número de tres a uno, y el término "geisha" comenzó a usarse para referirse a las mujeres con habilidades para el entretenimiento, como en la actualidad.

Las geishas modernas generalmente durante su aprendizaje aún viven en tradicionales casas de geishas llamadas okiya en áreas denominadas hanamachi, aunque las geishas experimentadas y libres de deudas pueden llegar a vivir en sus propios apartamentos. La elegante y alta cultura en la que viven las geishas se llama el mundo de las flores.

¿Por qué las geishas se pintan de blanco?

La razón es la llegada de su madurez, puesto que el estilo simple la muestra en su belleza natural. Para ocasiones formales la geisha madura aún utiliza maquillaje blanco. Para las geishas mayores de treinta años, el maquillaje blanco es utilizado solo en bailes especiales que lo requieren.








11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page